Ese Maldito Yo

Rodrigo Cánovas sacó un libro sobre la escritura en primera persona. Un tema que, particularmente me perturba. Y les diré por qué: al mundo que llegué podías escribir en primera persona si pertenecías al grupo de referencia correcto.

Yo, por habilidades sociales y cierta actitud de perdido en el desierto, tenía prohibido la elaboración en primera persona a excepción de blogs espantosos, fotolog que están destruídos y textos dispersos que buscaban la aprobación de ese mentor que nunca apareció. Si bien eso quedó en estricto off the record, el resto de la entrevista, que está muy buena, puede leerse por acá.